• Diversos depósitos seleccionados de a cuerdo al tipo de mercadería.
  • Variedad de cámaras frigoríficas en las cuál almacenamos diversos productos con sus temperaturas correspondientes.
  • Rotación permanente de stock.
  • Personal de mantenimiento y de limpieza.
  • Personal ampliamente capacitado en el desarrollo de sus tareas durante el proceso de armado de pedidos.
  • Oficinas equipadas y en continua comunicación con expedición gracias a su ubicación estratégica.
  • Personal de facturación capacitado para alta demanda de pedidos.
  • Tecnología en continuo desarrollo.